El fútbol de Euskadi, escaparate internacional… 

Hace 2 años del triunfo de la Real, y ahora tras 40 años, le tocó por fin al Athletic. La emoción que se siente al ver a un pueblo unido y de un mismo color, siendo uno es inconmensurable. 

En las últimas semanas, muchas personas habrán experimentado tamaña sensación. Y no es para menos cuando el motivo ha sido por una celebración, por pura felicidad. Una particular, que no se había sentido desde hacía 40 años, tal vez una o dos generaciones atrás. 

Y ha habido ondas de expansión. Euskadi, vestida de rojiblanco; el equipo ha sido catalogado por medios internacionales como “único en el mundo”. El pueblo, leal, ha ofrecido un “apoyo increíble con momentos de gran emoción” con una “celebración nunca antes vista”.  

Y ha habido tanto extranjeros como locales cuyas vidas los han llevado por derroteros insospechados, que han vuelto para sentir y apoyar la proeza. 

Tomemos nota de esas ondas de expansión. De cómo algo como el fútbol tiene seguidores a nivel internacional y de cómo Euskadi está presente más de lo que podemos imaginarnos a través de las fronteras. 

Porque por nuestra naturaleza humana al final lo que queremos es pertenecer. ¿Y hay algo más limpio que la unión espiritual que se ha experimentado con esta Copa del Rey? Los sevillanos permanecerán eternamente agradecidos por lo que la final ha significado para sus arcas. La cobertura mediática ha sido capaz de plasmar imágenes que valen más que mil palabras. Esperemos no olvidar pronto esa unidad popular y este pertenecer a algo tan bueno. 

Y esperemos que las ondas de expansión duren en el tiempo también. Que la gente quiera venir a Euskadi a experimentar cómo se vive, cómo se arrima el hombro, cómo se siente… 

Sin duda en Asergoi podemos asistir con este anhelo y encontrar un lugar al que llamar hogar donde siempre se podrá regresar independientemente de a donde nos lleve la vida. Ven a Euskadi, ven a Asergoi

(Foto EFE) 

PONTE EN CONTACTO 610 51 32 32